Anaquel


Llegaron las Pascuas

Celebración religiosa, bastante desvirtuada (si hablamos de la religiosidad) en los tiempos que corren, pero sigue popularmente como ¡¡¡Fiesta de Familia!!! En realidad marca el fin de la Semana Santa Católica que conmemora muerte y resurrección de Cristo. Y La Pascua judía o Pesaj celebra la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto. En ambas religiones, además de los ritos y ceremonias hay una parte central que tiene que ver con la reunión, la comensalidad, la comida y por supuesto el vino.
 
El viernes Santo debería ser un dia dedicado a la oración y al ayuno… sin embargo todos comemos, aunque pescado como las famosas empanadas de vigilia, hechas de verdura o pescado, en masa hojaldrada; también guiso de bacalao u otros habitantes del río o el mar, a la plancha o fritos (la idea es no comer carne roja) pero ayuno...¡ni ahí! 
 
Y el domingo la tradición indica el Cordero Pascual. El vino en la Santa Misa diaria y más aún en la de la Resurrección, simboliza la "sangre de Cristo". Cada pueblo, cada cultura incluye también dulzuras. Como la Rosca de Pascua (a mí me gustan sin esos huevos que jamás nadie come). Y sin las variantes de almendras y otros frutos secos y pastelera. Y los niños reciben huevitos de chocolate.
 
Si hablamos de la Pascua judía, está prohibida la ingestión de alimentos derivados de cereales. En su lugar se acostumbra comer matzá (מצה), o pan ácimo. Se realiza una cena tradicional la primera noche de la festividad (las dos primeras en la Diáspora), llamada "Passover Seder", durante la cual se relata la historia de la salida de Egipto. 
 
También se realizan varios brindis en los que se presentan los elementos del Plato del Séder. La Tradición señala que se deben beber cuatro copas de vino (una de santificación o consagración, una de alabanza y acción de gracias, una de redención y una última de cumplimiento). Los ingredientes del Plato del Seder son, colocados en sentido de reloj, desde la parte superior, jazeret (lechuga tipo romana), z'roa (una tibia de cordero asada), charoset, jrein (raíz de rábano picante con remolacha), karpas (palos de apio) y beitzah (huevo). Los vinos serán Kosher, es decir con una elaboración aprobada y seguida por Rabinos. El dulce del Pesaj es el Jaroset, de manzanas, nueces, miel y canela. Otro son unos bizcochitos con harina de matza, vainilla, miel, almendras, azúcar, chocolate o mermelada. Habría que hacer una mesa dulce ecléctica, porque todas esas dulzuras de ambas celebraciones son muy ricas.