Vinos & bebidas


Los famosos vinos de Jerez

Los Vinos de Jerez (en inglés sherry y en francés xérès) son en realidad vinos “fortificados con alcohol” criados y elaborados en forma diferente a otros vinos. España es su cuna. La historia se remonta a tiempos muy lejanos: los Fenicios fundaron la ciudad de Cádiz y luego Xera. Y para dar crédito a estos temas diremos que  en las proximidades de ambos asentamientos se han encontrado vestigios de vides y lagares (de 700 a C).
 
La zona fue poblada por varias invasiones y por lo tanto costumbres diferentes. Si hablamos de la árabe, ultima dominación y la más larga que permaneció cinco siglos y dejó un legado prosperidad y la cultura.
 
 
 
 
Justamente la ciudad de Jerez, pronunciado como Sherish aparece en un mapa árabe (siglo XI del geógrafo Il Idrisi). Reconquistada luego, la ciudad vuelve a tener su nombre primitivo: Xerez. La historia continúa, allá por el siglo XVI, cuando el Puerto de Cadiz era la entrada normal de los galeones con el oro de Indias, fue que los piratas de Francis Drake entraron a saqueo, llevándose 2900 barricas de Vino de Jerez. En Inglaterra tanto la reina Isabel I, a la que le encantaba tal vino, como a todo Londres se desarrollaban fistas donde se bebía el delicioso Jerez o  SAC, como le llamaban los ingleses.
 
Si bien fue un grave problema para la economía española, sus bodegas siguieron produciendo Jerez, que luego venderían a la misma Inglaterra que ya se había acostumbrado al SAC y a la que luego también enviarían los famosos vinos Do Porto.    
 
Encontramos una excelente gama en este tipo de vinos, que acompañan desde el aperitivo, la comida o simplemente el disfrute. Tal como lo hacían desde los lejanos tiempos, por ejemplo nada menos que Cristóbal Colon. Otro adicto al vino de jerez, al que imagino escribiendo con su copa a la mano y su imaginación bulleante fue William Shakespeare, quien dijo “Si tuviera 1000 hijos les diría, absténgase de bebidas livianas y sean adictos al SAC”.  
 
El Vino de Jerez se elabora con uvas Palomino, Moscatel y Pedro Ximénez y al parecer el mejor terruño es el de Jerez de Frontera , “suelo de tierra albariza, con buena carga de carbonato cálcico y excelente drenaje”.

El vino: Cuando culmina la fermentación del vino base (12% de alcohol) se realiza el “encabezado” o sea agregan alcohol hasta lograr un 15% para el tipo Seco. El vino pasa a añejarse en barricas de roble de 600 litros que llaman “Botas”, curiosamente se llenan solamente hasta completar 500lt. El envejecimiento se realiza en las llamadas “Soleras”, durante el cual al vino más longevo se agrega el más joven y así sucesivamente. En la etapa de Solera, se ubican las barricas apiladas de a tres, generalmente. Y allí cambian de nombre: Solera es la de la base, la que se coloca encima, “Criadera” y “Segunda Criadera” la de más arriba. El vino que se va a embotellar es el que contiene la Solera (la que está en el suelo). Hecho esto, esa Solera se llenara con el de la “Criadera” que estaba sobre ella. Y así sucesivamente. Hay añadas de Solera con más de 30 años.   
 
Pero aquí no acaba el tema de los vinos de Jerez, hay clasificaciones: Fino , Manzanilla, Amontillado y Oloroso.

NOTA: En próxima nota , explicaremos cada uno y la degustación y los Jerez argentinos también.